Esta pregunta surge con frecuencia tanto entre principiantes como entre microdosificadores experimentados: “¿Con qué frecuencia debería hacer microdosificación?” Un protocolo de microdosificación implica un horario cuidadosamente diseñado que establece el momento y la duración de tus sesiones de microdosificación.

Existen múltiples enfoques para determinar esta frecuencia. Actualmente, existen seis horarios de dosificación distintos, denominados protocolos de microdosificación, siendo los protocolos de Fadiman y Stamets los más renombrados. Me complace compartir sus hallazgos contigo, con el objetivo de mejorar la eficacia de tu viaje de microdosificación.

1. El Método Fadiman: Un Protocolo Integral de Microdosificación

El “Protocolo de Microdosificación Fadiman: Un Punto de Partida Ideal para Principiantes”

Si eres nuevo en la microdosificación o tienes poca experiencia, el protocolo de James Fadiman presenta una introducción favorable para tu experimento inicial de microdosificación. Este protocolo sigue un ciclo de tres días que se repite durante una duración de cuatro a ocho semanas.

En el primer día, realizas la microdosificación, mientras que el día siguiente sirve como período de transición donde aún puedes percibir efectos residuales de la microdosis. El tercer día es un día normal, lo que te permite reflexionar sobre la disparidad entre un día de microdosis y un día sin efectos perceptibles. Comprométete con este horario de microdosificación durante al menos un mes para determinar su adecuación para ti.

Día 1: Día de Microdosificación

Día 2: Día de Transición

Día 3: Día Normal / Día de Reflexión

Día 4: Día de Microdosificación

Día 5: Continúa el Ciclo durante 1 o 2 Meses

Reinicio: 2 a 4 Semanas de Descanso (Sin Microdosificación)

2. El Régimen ‘Dos Días a la Semana’: Un Protocolo de Microdosificación Estabilizado

El Protocolo de Microdosificación Fija: Adaptado para la Coherencia

Mientras que el protocolo Fadiman puede ser adecuado solo para algunos debido a sus días variables de microdosificación cada semana, hay una alternativa para aquellos que buscan estabilidad. Simplemente selecciona dos días específicos de la semana que se ajusten mejor a tu horario.

Día 1: Día de microdosificación de tu elección

Día 2: Día de transición

Día 3: Día normal / Día de reflexión

Día 4: Día de microdosificación de tu elección, con al menos un mínimo de 1 día de separación entre los días de microdosificación

Continúa este ciclo durante 1 o 2 meses, permitiendo un tiempo suficiente para observar los efectos. Después del ciclo, toma un período de reinicio de 2 a 4 semanas, absteniéndote de la microdosificación. Este protocolo de microdosificación fija proporciona un marco constante adaptado a tus preferencias y necesidades.

3. El Protocolo de Microdosificación Día por Medio: Optimizado para Fines Médicos

Diseñado específicamente para personas que utilizan la microdosificación por razones médicas como la depresión, la ansiedad (social), el TDAH, el ADD, las migrañas o las cefaleas en racimo, el protocolo “Día por Medio” ofrece beneficios potenciales.

Día 1: Día de microdosificación

Día 2: Día de transición

Día 3: Día de microdosificación

Día 4: Día de transición / Día de transición

Continúa este ciclo durante 1 o 2 meses para evaluar su eficacia. Después del ciclo, asigna un período de reinicio de 2 a 4 semanas, absteniéndote de la microdosificación. Este protocolo de microdosificación día por medio es adecuado para aquellos que buscan alivio terapéutico y puede ser un enfoque valioso para abordar condiciones médicas específicas.

4. El Enfoque Intuitivo de la Microdosificación: Confía en tu Guía Interna

Abrazando el aspecto intuitivo de la microdosificación, este protocolo anima a las personas a confiar en su guía interna al determinar su horario de microdosificación.

En lugar de adherirse a un conjunto estricto de pautas, el enfoque intuitivo de la microdosificación te permite escuchar a tu cuerpo y mente, tomando decisiones informadas basadas en tus necesidades personales y experiencias.

Este protocolo personalizado te capacita para determinar la frecuencia y el momento de tus sesiones de microdosificación, asegurando que se alineen con tu intuición y resultados deseados. Al abrazar este viaje intuitivo de microdosificación, puedes cultivar una comprensión más profunda de tu respuesta única a las sustancias de microdosificación y adaptar tu práctica para que se ajuste mejor a tus requisitos individuales.

5. El Protocolo de Empalme de Lion’s Mane de Paul Stamets

El Protocolo de Empalme de Lion’s Mane de Paul Stamets: Desencadenando la Neuroplasticidad

Paul Stamets, un micólogo estadounidense de renombre mundial, autor y defensor de los hongos medicinales, ha ideado y probado una fórmula innovadora de microdosificación. Según Stamets, combinar una dosis baja de psilocibina, un enrojecimiento de niacina (vitamina B3) y el extraordinario hongo conocido como lion’s mane puede tener un impacto positivo duradero en el comportamiento y crecimiento de las células cerebrales (neuroplasticidad). Esta amalgama de sustancias se denomina “empalme”.

El protocolo se enfoca específicamente en la combinación de lion’s mane, psilocibina y vitamina B3/niacina. Para facilitar tu viaje con este método, ofrecemos un práctico ‘Kit de Empalme de Stamets’ que incluye todos los componentes necesarios.

Para una eficacia óptima, se recomienda adherirse al horario de “4 días activos, 3 días de descanso” (protocolo Stamets):

Días 1 a 4: Empalme de Lion’s manepsilocybin, y niacin

Días 5 a 7: Descanso o solo lion’s mane

Días 1 a 4: Empalme de lion’s mane, psilocibina y niacina

Días 5 a 7: Descanso o solo lion’s mane

Continúa este ciclo durante un máximo de un mes, aprovechando los beneficios potenciales de la neuroplasticidad. Después del ciclo, permite un período de reinicio de 2 a 4 semanas, absteniéndote de la microdosificación. El Protocolo de Empalme de Lion’s Mane de Paul Stamets ofrece un enfoque prometedor para desbloquear el poder transformador de la neuroplasticidad para el crecimiento cognitivo y el bienestar.

6. El Protocolo de Microdosificación “Nightcap”: Mejorando el Sueño y el Descanso

Para las personas que experimentan fatiga al microdosificar trufas o setas, el Protocolo de Microdosificación “Nightcap” ofrece una solución potencial. Entre este grupo, muchas personas encuentran que tomar trufas o setas cada dos días antes de acostarse promueve un sueño reparador. Es más efectivo cuando la microdosis se consume al menos una o unas pocas horas antes de ir a la cama. Aquellos que siguen este protocolo a menudo informan experiencias de sueños vívidos y despertar refrescados con la mente clara.

Además, los extractos de microdosificación de la vid B. caapi y el cactus San Pedro también pueden seguir este enfoque. Se recomienda seguir este protocolo durante un máximo de 1 a 2 meses. Después de este período, permite que tu cuerpo y mente se reinicien tomando un descanso de 2 a 4 semanas.

Día 1: Microdosificación ‘nightcap’ por la noche

Día 2: Día de transición

Día 3: Microdosificación ‘nightcap’ por la noche

Día 4: Día de transición

Continúa este ciclo durante 1 a 2 meses para maximizar los beneficios del sueño mejorado y la claridad mental. Posteriormente, asegura un período de reinicio de 2 a 4 semanas sin microdosificación, permitiendo que tu sistema recupere el equilibrio. El Protocolo de Microdosificación “Nightcap” está diseñado para optimizar la calidad de tu sueño y el rejuvenecimiento.

Descubriendo tu Protocolo Ideal de Microdosificación: Un Viaje de Autoexploración

Determinar el protocolo de microdosificación más adecuado para tus necesidades es un proceso personal que requiere autoexamen. Es recomendable dedicar al menos uno o dos meses a un solo protocolo, en lugar de cambiar continuamente entre diferentes enfoques. Este enfoque permite una exploración más significativa de los efectos del protocolo. Nuestro equipo recomienda comenzar con el “protocolo Fadiman” o el “protocolo de 2 días a la semana”, ya que proporcionan una base sólida para comprender los beneficios potenciales de la microdosificación. Estos protocolos ofrecen un contraste distintivo entre los días de microdosificación y los días normales, y la pausa intermedia sirve como un valioso período de reflexión.

Si necesitas orientación para tomar decisiones, como seleccionar la sustancia más adecuada, determinar un protocolo apropiado según tu situación de vida, encontrar tu dosis óptima (punto dulce) o maximizar los beneficios de tu experiencia de microdosificación, nuestro equipo está aquí para apoyarte. Podemos brindarte consejos y conocimientos expertos adaptados a tus necesidades específicas. Embárcate en este viaje de autodescubrimiento para desbloquear todo el potencial de la microdosificación y tomar decisiones informadas que se alineen con tus objetivos y circunstancias únicas.