Los hongos no son ni animales ni plantas, sino que pertenecen al reino de los hongos. No ingieren alimentos directamente como los animales, y tampoco realizan la fotosíntesis. Sin embargo, secretan enzimas que participan en la digestión externa de alimentos, que luego son absorbidos a través del micelio. Otra cosa única y fascinante es el ciclo de vida de los hongos, que consta de cuatro etapas revolucionarias.

La duración del ciclo es diferente para cada hongo y depende del entorno de crecimiento y del tamaño del hongo. Con algunos hongos, el ciclo se completa en un día, mientras que con otros puede durar hasta un mes.

En este artículo, te guiaremos a través de todo lo que debes saber sobre el ciclo de vida de los hongos. El principal beneficio de este conocimiento es que te ayudará a comprender lo que estás obteniendo cuando compras productos de hongos funcionales. Hoy en día, en el mercado de suplementos, abunda la información engañosa, pero estamos aquí para brindarte la claridad que necesitas antes de comprar cualquier producto.

Etapa 1: Esporas

El ciclo de vida de un hongo comienza con una espora, que es una de las miles de millones que se liberan de un hongo maduro. Hay diferentes estructuras en los hongos responsables de la liberación y producción de esporas. La más común son las laminillas de los hongos, que se encuentran principalmente debajo de los sombreros. Otras estructuras que ayudan en la liberación de esporas son los dientes y los poros.

Al igual que las plantas que esparcen granos de polen para mejorar su crecimiento, los hongos liberan estas esporas diariamente para asegurarse de que crezcan nuevas generaciones de hongos. Es importante señalar que estas esporas que se liberan son demasiado pequeñas para ser vistas a simple vista, pero flotan en el aire hasta que aterrizan en un medio adecuado para germinar.

En la mayoría de los casos, se posan en otros hongos ya crecidos, y en otras ocasiones, son transportadas por insectos o el viento hacia otras superficies. Una vez que las esporas encuentran un ambiente adecuado con la cantidad correcta de agua y nutrientes, comienzan a germinar en hifas, que es una nueva etapa de crecimiento en el ciclo de vida del hongo.

Etapa 2: Germinación de las Esporas

Las esporas pueden detectar fácilmente cuándo están en un ambiente propicio para el crecimiento. Cuando están en este ambiente, comienzan a germinar en un tubo germinal. Básicamente, este es un crecimiento multicelular a partir de un poro unicelular, y comienza el proceso de crecimiento mediante la diferenciación a través de la mitosis hasta las hifas. Vale la pena mencionar que las hifas son la unidad fúngica básica.

Las hifas son estructuras delgadas y alargadas similares a hilos a lo largo del medio de crecimiento que ayudan a liberar sustancias químicas para disolver sustancias alimenticias. Las hifas desempeñan un papel clave en la absorción de nutrientes del suelo y en el transporte de estas sustancias al hongo en crecimiento. Con eso, el hongo obtiene toda la energía y los nutrientes necesarios para un crecimiento uniforme.

Otra cosa a tener en cuenta es que las hifas contienen material genético y, como tal, son responsables de localizar las esporas del sexo opuesto para unirse. Por lo tanto, continuarán moviéndose hasta encontrar su pareja. Cuando esto sucede, se combinan para formar la célula de dos núcleos. Luego crece y se convierte en una colonia organizada y densa conocida como el micelio.

Etapa 3: Expansión del Micelio

El papel del micelio es proporcionar soporte, y es por eso que crecen a una tasa exponencial para formar una red subterránea. Básicamente, el micelio ayuda a descomponer materiales orgánicos y plantas en el suelo. Esto también ayuda a liberar nutrientes en el suelo para que las plantas y otros seres vivos los utilicen. Otra importancia del micelio es que sirve como un sistema de entrega para el intercambio de materiales entre las plantas y el hongo.

Por ejemplo, la planta proporciona nutrientes al micelio, mientras que el micelio ofrece nutrientes y agua a las plantas. Esta es una relación simbiótica que existe entre los dos organismos. Debido al rápido crecimiento del micelio, es más propenso a ataques de competidores y depredadores. Sin embargo, puede repeler estos ataques con la ayuda de diferentes compuestos protectores y enzimas que ayudan a mantener al hongo a salvo.

Preparación para el Pequeño Champiñón

Una vez que el micelio tiene todos los nutrientes necesarios para continuar el ciclo de vida, esperará las condiciones adecuadas, especialmente en términos de luz, temperatura y humedad, antes de continuar creando un champiñón. Con las condiciones adecuadas, el micelio se enrollará para formar un nudo hifal, que luego crecerá y se convertirá en el primordio. Esta es la parte que continúa emergiendo en la superficie del suelo y forma las setas jóvenes.

Una cosa importante a tener en cuenta es que hay muchos productos en el mercado etiquetados como suplementos de hongos. Sin embargo, estos suplementos en su mayoría están llenos de sustrato y materia de micelio, y en algunos casos, ni siquiera incluyen el champiñón. Los verdaderos suplementos de hongos son aquellos que contienen 100% de champiñones que se desarrollan hasta las etapas finales del ciclo de vida.

Etapa 4: Desarrollo del Champiñón Adulto

A medida que el primordio avanza en el desarrollo del champiñón, se liberan enzimas y esto hace que los nutrientes estén disponibles para el crecimiento y la maduración del champiñón. Sin embargo, es importante señalar que no todos los botones avanzan hacia la madurez.

El champiñón luego utiliza su energía y nutrientes para desarrollar los primordios seleccionados hasta la plena madurez. Además, el champiñón completamente desarrollado tendrá las estructuras necesarias para la liberación de nuevas esporas para continuar el ciclo de vida y la propagación del champiñón.

¿Por qué Deberías Preocuparte por el Ciclo de Vida de los Hongos?

La necesidad de comprender el ciclo de vida de un hongo no puede enfatizarse lo suficiente. Esto es especialmente cierto si deseas saber cuándo y cómo consumir el champiñón. Esto también es vital para conocer las partes ricas en nutrientes. Básicamente, el cuerpo fructífero del champiñón es la parte que contiene más compuestos activos y beneficiosos, a diferencia de otras etapas en el ciclo de vida.

Esta parte es rica en antioxidantes, triterpenoides y polisacáridos, que son en gran medida responsables de los beneficios ofrecidos por los hongos funcionales, incluido el apoyo al sistema inmunológico. Dicho esto, es importante invertir solo en suplementos de hongos con altas concentraciones de beta-glucanos.

Hongos vs. Granos Miceliales

Como se mencionó anteriormente, la mayoría de los suplementos en el mercado contienen micelio cultivado en granos en lugar de los propios champiñones. Aquí hay algunas diferencias para ayudarte a saber qué suplementos contienen champiñones completamente desarrollados y cuáles contienen granos micelianos:

  • Los champiñones completamente desarrollados no contienen almidón, mientras que los granos micelianos son ricos en almidón y carecen de compuestos activos y beneficiosos.
  • Los granos micelianos tienen bajo contenido de beta-glucano, mientras que los champiñones completamente desarrollados tienen un alto contenido de beta-glucano.
  • Los champiñones completamente desarrollados son más caros que el micelio cultivado en granos.

En Microdose Bros, entendemos las diferencias y su efecto en tus suplementos de hongos y en el usuario. Por eso, estamos comprometidos en producir suplementos de la más alta calidad. Nuestros suplementos contienen solo el champiñón y no tienen sustrato residual ni micelio. Encontrarás una sección de datos en todos nuestros suplementos, que destaca los ingredientes que contienen. La sección también incluye la cantidad de beta-glucano por porción.